28 mar. 2010

No sé por qué...



No sé por qué, con este rolón de Silvio, me dan ganas de llorar. Muchas.
Como un guiñapo lloroso. Como un despojo doliente. Como una añoranza de algo que no sé, no sé por qué...

2 comentarios:

  1. nomanches esa rola esta bien chidaaaa,nunca la habia escuchado,,,,,

    ResponderEliminar