19 nov. 2009

Diez cosas

Una

La primera cosa es que no me gustan mucho los memes, de hecho, descuido bastante mis blogs y me la paso chismoseando los de los demás, indignada cuando no suben entradas rápido jer jer jer.

Pero va, hoy Miss Malbi me ha invocado y tengo ganas de responder.

Dos

Duermo con un hombre. Duermo prendida de su cuerpo para no caer en abismos que desconozco. Él me abraza, me siente flotar, relajada. Se sostiene para no caer en abismos que desconoce.


Tres.

A veces quisiera tener fe. La sonrisa de los niños en mi cara, la certeza de que todo pasa por algo, creer en el meta-orden, encontrar en mi corazón un resquicio suave para vivir.

Cuatro.

Me gusta mi cuerpo. No puedo evaluarlo en términos estéticos, sólo me gusta verlo, percibir, en cambio, mi imagen en el espejo me aterra. Claro, esto no es original, díganselo a aquella que me ve del otro lado del cristal.

Cinco.

Soy muy desesperada. Las peores cosas de mi vida han ocurrido por desesperada. Tratar de avanzar, sentir un muro delante de mí, decir: no importa, puedo pasarlo, “tener fe”, intentar, volver a intentar, azotarme la cabeza en él, para luego descubrir que no era un muro, que era el suelo y que el camino estaba libre. Descubrirlo así, con la cabeza descalabrada y los ojos llenos de lágrimas.

Seis

Descubro, no sin frustración, todo lo que aprendí de esas azotadas. Esto me perturba, mucho.

Siete

Tengo personas favoritas. De pronto siento que la vida es brillante y resplandece por esas personas-puerta. Me gusta conocerlas; es descubrir en mí a una persona fácil, alegre. Si alguna de ellas se equivoca, pienso: la próxima vez acertará. Si me enojo con cualquier extraño por cosas cotidianas de la prisa y el salvaje contacto humano, sólo me imagino a una de estas personas-puerta en su lugar y entonces puedo decir: tal vez tuvo un mal día, y me voy, sonriendo, repitiendo una cancioncita en mi cerebro, feliz de la vida…


Ocho

No puedo creer el número de cosas que me dan miedo. Aunque dicen que no se me nota. No puedo creer que no se me note.

Nueve

Tengo muchas, muchas ganas de que me vaya bien en los proyectitos que emprendo. Tengo ganas de hacerlos, dedicarles tiempo y disfrutarlos.


Diez

Últimamente me he sentido feliz. No “todo” el tiempo, pero sí, mucho, mucho más que antes.

2 comentarios:

  1. eres un regalo anatta, unas de esas anclas que lo atan a uno a este mundo, de esos puntos de equilibrio y sujeciòn que tanto necesitamos los que andamos a la deriva, dependiendo de las mareas que nos atrapan

    cada una de tus respuestas me horadaron, gracias, me da gusto presumir que soy tu amiga

    ResponderEliminar
  2. Siempre es una delicia leerte ya que es otra manera de disfrutarte cuando el tiempo contigo es contado por las múltiples ocupaciones o proyectos te, los o me atrapan, te quiero mucho, espero verte pronto...

    ResponderEliminar